Etiquetas
Entradas relacionadas

Música a todas horas y en todas partes

La tecnología permite llevar la música a todas partesLa música es una acompañante esencial en la vida de las personas. Mientras que en la antigüedad, la música solo podía disfrutarse en ciertas ocasiones, hoy en día, está presente en casi todos los momentos de la vida. La tecnología ha permitido añadir una banda sonora a la existencia de las personas.

Primeros pasos de los reproductores

Durante siglos, la música solo pudo escucharse en directo, es decir con una banda o músico que amenizara comidas, celebraciones o fiestas o en los teatros y óperas. Sin embargo, a finales del siglo XIX aparecieron por primera vez dispositivos que grababan y reproducían audios, los famosos tocadiscos. La calidad de reproducción de estos aparatos dejaba bastante que desear debido a la fricción que producía la aguja con los discos de cera que se utilizaban. Tras el tocadiscos o fonógrafo, que inventó Edison, vino el gramófono y los transductores que, sorprendentemente, transformaban el sonido en energía eléctrica y viceversa. Ya hacia 1940 surgió el magnetofón y en la década siguiente apareció el disco de vinilo.

La música cotidiana

Finalmente en los sesenta aparecieron las cintas de casete y a partir de ese momento, la música empezó a caminar con los walkman, pequeños aparatos que podían guardarse en un boloso y que, a través de unos cascos, permitían escuchar música en cualquier lugar, sin molestar a los de alrededor. En aquellos años en los que cada persona tenía un walkman, ya se estaba desarrollando el mundo digital. El CD logró un gran éxito en pocos años, pero las compañías se lanzaron en ese momento a la carrera y sacaron productos que hoy en día apenas se recuerdan como el minidisc o el casete compacto. Pronto, ya en los noventa, llegó el reproductor mp3, que se caracterizan por almacenar ficheros de música con códigos que permiten reducirlos en gran medida, para luego descifrarlos y reproducirlos.
El conocido como mp3 ha permitido ganar mucho espacio, ya que en pequeños aparatos de apenas tres y cuatro centímetros se pueden almacenar hoy en día miles y miles de canciones, que acompañan al oyente en su día a día.

Foto: SportG – Fotolia.comSimilar Posts: