Hollywood, la meca del cine

Si hay un lugar en el mundo en el que darse una vuelta parece atravesar un millar de películas ese es sin duda Hollywood, la auténtica meca del cine. Las grandes avenidas de Los Angeles, sus emblemáticas calles de tiendas y sus playas son sólo el envoltorio que esconde la base de la gran industria del séptimo arte.

El paseo de la fama

El Paseo de la Fama, con su mítico Teatro Chino y el Kodak Theatre donde se celebra la gran gala de los Oscar, son sólo el escaparate de una ciudad que ya sólo con su nombre evoca a la gran industria de las películas. Desde que a principios del siglo XX los productores de cine decidieran trasladar la creación de películas a zonas más cálidas donde el clima fuera más estable la mayor parte del año, Los Angeles se ha convertido en el epicentro del celuloide.

Grandes producciones

El poder adquisitivo que ganó el cine casi desde sus inicios hizo que esta zona de California comenzara a crecer alrededor de la industria de las películas. Los actores empezaron a ser considerados estrellas y las legiones de fans hicieron su aparición. El ‘glamour’ no tardó en llegar, convirtiendo a Hollywood no sólo en un mar de creación de películas, sino también en un escaparate en el que había que figurar para llegar a ser alguien en este poderoso mundo.

Una vida alrededor del cine

Los visitantes de Los Angeles no sólo tienen el paseo de la fama, las lujosas boutiques de Rodeo Drive o los muelles y avenidas de Santa Mónica para sentirse dentro de una película. Alrededor de los grandes estudios, las grandes productoras han creado sus propios parques temáticos, en los que introducen a los que se acercan en las mejores escenas de sus películas más conocidas. Así, es posible entrar dentro del mundo de Jurassik Park, pasear por el desolado ambiente de La Guerra de los Mundos o coger el metro en el momento en que descarrila uno de los trenes, como en la cuarta Jungla de Cristal.

Imagen de TebNad – FotoliaSimilar Posts: