Estudiar cine, ¿estás loco?

Si hay una profesión en la que es difícil triunfar y en la que también es my complicado mantenerse y lograr un trabajo estable, esa es sin duda la de actor. Muchos son los que lo intentan, pero sólo unos pocos llegan a tocar el éxito con la punta de los dedos.

Mamá quiero ser artista

Es un clásico dentro de la sabiduría popular española, acrecentado por el éxito de la película que protagonizó Concha Velasco allá por los años sesenta. El ‘mamá, quiero ser artista’, que cada día deja perplejos, sin habla y preocupados a los padres que acaban de conocer que su hijo quiere ser actor. El sueño de triunfar se mezcla con el mundo de las dificultades con las que el futuro actor y la futura actriz se van a encontrar a partir de ese momento.

Difícil futuro

Y es que la profesión de actor no es una de esas de las que se suele decir que tienen ‘salidas’, sino más bien lo contrario. Es una profesión dura, en la que hay que empezar desde abajo y pelear día a día y casting tras casting para conseguir de vez en cuando un papel en alguna que otra obra de teatro, serie de televisión, y si hay mucha suerte, en una película. De hecho, se suele decir que Hollywood está lleno de camareros actores, que trabajan en bares y cafeterías para poder vivir mientras les llega el esperado papel. No es algo que sólo ocurra en la meca del cine, sino que pasa en todos los lugares del mundo.

Locura o pasión

El titular de este texto hace justicia al actor que se lanza a la búsqueda de la oportunidad, ya que dicen que para triunfar en una profesión tan difícil hay que tener un punto de locura. Sin embargo, otros lo llaman pasión por lo que hacen, y esa pasión la que consigue que el actor no desespere y siga una y otra vez buscando su ansiada oportunidad. No en vano, la perseverancia es, junto a la paciencia, una de las características necesarias.

Imagen de DeshaCAM – FotoliaSimilar Posts: