Actores estrellados

En la industria del cine no todo es ‘glamour’ y felicidad, ya que si es difícil llegar, más lo es todavía mantenerse. Una mala elección en los papeles un escándalo tipo Hollywood puede dar al traste con las esperanzas de cualquier actor.

Llegar y marchar

Son muchos los casos de actores y actrices que lograron llegar al firmamento del celuloide pero después cayeron estrelladas. Son múltiples los factores que pueden hacer que un actor llegue a la meca del cine y luego tenga que irse por la puerta de atrás. Una mala decisión a la hora de elegir un papel, no saber adaptarse a la fama o protagonizar un espectáculo mal visto a los ojos de los fans pueden acabar con la carrera de cualquiera.

Sin estrella

Uno de los casos más claros en el cine de hoy en día es el de Lindsay Lohan. Tras empezar muy jovencita, los escándalos relacionados con el alcohol han hecho que su carrera se vaya al traste. Precisamente son los niños actores los que más complicado lo tienen para mantenerse en el cine una vez que triunfan. El que lidera esta tabla es Macauly Culkin, protagonista de Solo en casa, que no supo asimilar el éxito. Más reciente es el caso de Haley Joel Osment, el niño de El sexto sentido que en ocasiones veía muertos. Otro de los casos más conocidos es el de Drew Barrymore, que de niña estrella de E.T. pasó a estrellada por sus problemas de alcohol desde pequeña.

Grandes regresos

No obstante, donde uno cae puede levantarse, y en el mundo del cine se puede hacer incluso hasta a lo grande. Por eso, muchos de los que en su día se estrellaron, luego han vuelto y ahora se mueven entre grandes taquillazos. La propia Drew Barrymore, después de sufrir sus problemas con el alcohol es hoy una de las mejores pagadas de Hollywood. Otros casos similares son los de Robert Downy Jr, que ha pasado varias teporadas entre rejas o Mickey Rourke, que tras desaparecer durante mucho tiempo, a punto estuvo de ganar un Oscar.

Imagen de SSilver – FotoliaSimilar Posts: